Termina el muralismo y pintura en Abierto por Arte 2019

 

El proyecto “Abierto por Arte” está organizado por la Asociación Huerta de los Frailes y el Ayuntamiento de Cárcheles

Con la realización colectiva del mural en el colegio de Carchelejo sobre los valores de los libros, la igualdad, el respeto medioambiental, la paz y la solidaridad, bajo la batuta de la ilustradora y directora del proyecto, Claudia Lozano Antonelli, ha terminado la intensa semana artística en Los Cárcheles.

El viernes por la tarde se inauguraba la exposición de los seis pintores en la Casa de la Cultura que habían estado trabajando desde el miércoles, con la producción de 31 obras, de las cuales tres se quedaron en el ayuntamiento para la pinacoteca local; y el domingo se daban por finalizados los cinco murales que cinco artistas plasmaban en las paredes de las viviendas de Carchelejo: Sergio García, Nerea Senserich, Miranda Pastor, Raúl García y Claudia Isabel Calvo.

El proyecto “Abierto por Arte” está organizado por la Asociación Huerta de los Frailes y el Ayuntamiento de Cárcheles y lo dirige la ilustradora Claudia Lozano Antonelli, verdadera artífice del mismo. En solo dos ediciones, 2018 y 2019, se han pintado doce murales en el pueblo, participando once muralistas y dieciséis pintores.

La tercera parte del proyecto es la realización de esculturas en la Huerta de los Frailes, donde se quedan instaladas las obras, estando previsto para el mes de julio.

Los objetivos es favorecer la residencia artística de creadores que conviven, intercambian y aprenden en un espíritu de cooperación y colaboración; llegar con el arte plástico a un nuevo público alejado de las exposiciones cerradas tradicionales; convertir al municipio de Cárcheles en un espacio creativo y museístico en sus fachadas, y en la Huerta de los Frailes una colección de esculturas contemporáneas y la próxima creación de un museo de pintura local. Todo ello en un entorno de enorme belleza rural y un espacio ecológico del Monasterio de Cazalla.

El proyecto Abierto por Arte nació hace cuatro años alrededor de la Huerta de los Frailes del Monasterio de Cazalla en Carchelejo, un paraje de cultivo ecológico y reserva biológica comprometido con los valores ambientales y con un acuerdo con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada para realizar conjuntamente proyectos escultóricos durante los veranos como un campo de trabajo internacional para artistas jóvenes.

El proyecto cuenta con el patrocinio de la Diputación de Jaén, y la colaboración de la Asociación Cero Culture y la Banda Sinfónica de Jaén, pues esta última realiza conciertos en beneficio del proyecto todos los años.